Educación inclusiva de calidad.


IMG_2327.JPG<

Recuerdo hace algunos años cuando acudí a una reunión en el colegio de Lucía, allí las mamás exponían sus preocupaciones al resto y a la profesora y aunque no eran las mías, yo escuchaba atentamente.
Recuerdo que algunas decían que sus hijos no sabían escribir o leer su nombre y hablaban de cómo hacerlo. Llegó el turno de un papá que comentó su inquietud porque en el patio había un niño mayor que se acercaba al suyo y le empujaba.
Este niño se llamaba Carlos y tenía autismo. Yo lo conocía bien puesto que acudía con Lucía al aula TGD que había en dicho colegio y era un niño muy querido por todos. Lo que no sabían estos papás es que ese niño se estaba intentando relacionar con los demás y como no sabía hacerlo, a veces empujaba para llamar la atención de los otros niños.
Su percepción sensorial es diferente por lo cual, al tocar, no sabía que estaba haciendo daño. Tampoco sabían que esto era un gran avance, empujar no, por supuesto, sino querer relacionarse con los iguales.
La conversación siguió y cada uno mostraba su inquietud pero siempre con respeto, se hablaría con profesores, padres etc, sin más.
Lo entiendo, nadie tiene por qué aguantar que empujen a su hijo, es lógico.
Pero llegó el turno de una señora que se mostraba muy enfadada y proponía que su hija y demás compañeros saliesen a otro patio diferente al de Carlos.

¿Cómo? No podía creer lo que estaba oyendo, ¿qué quieres que mi hija y sus compañeros, por tener autismo, salgan a otro patio diferente? Cuanto más hablaba más fuerte era el nudo que se me hacía en la garganta. Tampoco hacía mucho tiempo del diagnóstico de Lucía y no era mi mejor momento… Cuando saqué fuerzas le dije todo lo que pude, con respeto, pero muy claro. Yo sabía que eso no iba a pasar, pero me dolió… uff y de qué manera.
Por supuesto mi hija, Carlos y los demás niños salieron todos juntos, no podía ser de otra manera, estaría bueno.

Como este hay muchos más casos que se pueden contar, los padres de un niño con autismo nos exponemos a esto todos los días de nuestra vida y tenemos que solventarlo y encima explicar a quien no lo sepa, que existe una educación inclusiva, que no se ve a menudo, que está un poco escondida, pero que existe.

La educación inclusiva es un modelo educativo que busca atender las necesidades de aprendizaje de los niños y hacer énfasis en aquellos que son vulnerables a la exclusión social.
Tenemos derecho a una educación inclusiva de calidad, a que se respeten nuestras necesidades y esto lo tenemos que hacer entre todos. No sirve quedarse sentada esperando que hagan algo.
Cuando vas a algún colegio privado, se te recomienda que te vayas a uno público porque, supuestamente, no están preparados para tu hijo, que se enteren todos los papás que han escogido esta opción, en el colegio de vuestros hijos sólo pueden ir los guapos, altos, ojos azules… ¿qué ironía no?
No es así de cierto, también pueden ir feos, bajos y con ojos marrones, lo que no se acepta o te recomiendan, que para el caso es lo mismo, es que las personas con diversidad funcional vayan a otro colegio.
Pues bien, todos esos papás que eligen esa opción deben saber que seguramente a su hijo le empujen pero no un niño con autismo, parálisis cerebral, dislexia, Síndrome de Down etc, etc, etc.
Yo no juzgo a las personas que deciden esto, pues seguro la mayoría no lo sabe, tampoco digo que se haga en todos los Colegios Privados, habrá algunos que no, yo tengo constancia de que en muchos de la Comunidad de Madrid sí es así y realmente es una pena.
A mí sinceramente me dan más confianza los Colegios Públicos, al igual que los Hospitales Públicos y demás pero ese es otro tema.
Tampoco en todos los Colegios Públicos se aplica, pero cada vez se ve más, cada vez más colegios apuestan por ello.
Ninguna persona elige tener algún tipo de discapacidad y por eso TODOS debemos ser aceptados, respetados y que se cumplan nuestros derechos.

Mucha gente al leer esto pensará que vivo en otro mundo, que es difícil aplicarlo, yo creo que no, como madre de una niña con autismo y un niño neurotípico, apuesto porque se aplique en todos los Centros Educativos y cada vez existan menos diferencias, cada vez sea más fácil nuestro día a día y todos aprendamos de todo. Que mi hija vaya al colegio con vuestros hijos es beneficioso para las dos partes, quizás no os enseñe algunas cosas, pero os enseñará algunos de los principales valores de la vida, creedme.
No entiendo de Política, ni Políticos, sólo sé que muchas veces depende de ellos para que esto funcione, por ejemplo el Alcalde de nuestra Ciudad (Leganés), aprueba el cierre de Escuelas Infantiles Públicas para convertirlas en Centros Privados donde luego te recomiendan que no vayas.
¿Dónde quedaron Verbena, Dulcinea, Valle- Inclán?
Puede que económicamente no se pueda, creo que no es el caso, pero sí se podrá preparar a los Centro Privados para que TODOS podamos entrar, ¿no? Esto se llama Inclusión.
Lo que se está haciendo ahora se llama cerrar puertas y que cada día exista más exclusión.
Os recomiendo que veáis este vídeo y vosotros mismos saquéis vuestras propias conclusiones.
Muchas gracias.

Pincha aquí; http://youtu.be/cgl5UOMj5KE

Anuncios

Un pensamiento en “Educación inclusiva de calidad.

  1. Precioso el video belén.bsss

    El 3 de octubre de 2014, 17:17, “La Habitación de Lucía. Érase una vez … así empieza el cuento de Lucía,una niña con autismo a la que prometieron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s