A través de esos preciosos ojos.


Imagen

Hoy tengo el placer de presentaros a Teresa, profesora del aula ordinaria a la que Lucía acude todos los días. Tengo que decir que hace poco que la conozco, pero para nosotros es un tanto especial, una mujer que sabe muy bien lo que hace y que cuenta con mucha experiencia, pero sobre todo tiene algo que la caracteriza y se ve  desde muy  lejos; Educación y Respeto. Desde el primer día Lucía conectó muy bien  con ella, hay algo especial y muy bonito…

Por supuesto te doy toda la razón, Teresa, sin duda lo peor es intentar comprender lo que le pasa y no saber… o no poder consolarla…

¡Mil gracias!

Qué difícil esto que me pides Belén: Hablar de Lucía.

Yo he llegado hace poco a su vida, un poco menos que ella a la mía porque antes de verla por primera vez ya me hablaron de ella, me contaron.

Tengo que decir que la Lucía que me encontré no era la que me había imaginado, sé que desde el primer momento hubo conexión, lo supe enseguida.

Desde el principio he sido muy firme y exigente con ella pero ella aguanta el tirón. Me reta y yo sigo firme e inmediatamente la lleno de besos. Ella los busca muchas veces y se deja caer sobre mí para que la abrace.

Es cierto que Lucía tiene una sonrisa que lo ilumina todo y unos ojos chispeantes que te alegran el día, pero no todo es tan sencillo.

Lucía, a veces llora, llora sin parar. He aprendido a reconocer el llanto de rabieta y lo cabezota que se muestra en esos momentos pero yo sigo firme y tranquila. Pero otras veces llora desconsolada y no sé por qué es. Son los peores momentos, intentar comprenderla y no saber, intentar consolarla y no poder. Sólo sé que llega un momento en que me deja cogerla y abrazarla, que me abraza y acerca su cara a la mía y entonces se calma. Pienso entonces que aunque ella no sea capaz de decir lo que le pasa sí sabe dónde hallar consuelo y eso me tranquiliza.

A veces cuando estamos comiendo y ella se me queda mirando y se ríe me gusta pensar qué estará viendo a través de esos preciosos ojos, no lo sé pero yo también me río y la vuelvo a llenar de besos.

Cuando tú, Belén, me das las gracias por algo no sé cómo explicarte que las gracias tendríamos que dártelas a ti todos los días, a personas como tú que ante las adversidades sacáis coraje y alegría para luchar. Que las gracias se las tenemos que dar a niñas y niños como Lucía que nos enseñan cada día el valor de la palabra superación y que dan sentido a la palabra MAESTRA (así en mayúsculas)

Teresa.

Anuncios

2 pensamientos en “A través de esos preciosos ojos.

  1. Todo un lujo leer unas palabras tan bien escritas, me alegra saber que Lucía cuenta con esta profesora con la que tiene esa conexión tan especial.

  2. A mí me había hablado Belén de ti y tenía muchísima curiosidad por conocerte. Transmites paz, Teresa. Es un lujo que estés en nuestra escuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s